Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

bgshadow
0.00 (0 votes)

Tuscan soup 1400x919 c24be68b 8371 4465 81e6 12ae2e2df8d5 0 1400x919

Cuando bajan las temperaturas es más probable que uno tenga hambre y que apetezca comer algo no tan saludable como debería. Desde Teca Sàbat explican cómo hacer elecciones más sanas esta temporada bajo la influencia del frío y el Covid-19.

Unas temperaturas más frías, el menor número de horas de luz y el mayor tiempo que pasamos dentro de casa mientras el COVID-19 continúa en activo, son las principales casusas que pueden tener un efecto significativo sobre cuándo, cuánto e incluso qué nos apetece comer cada día.

Puede ser parte de nuestra biología, ya que en los meses de invierno se desencadenan cambios biológicos que estimulan el hambre y aumentan los antojos de alimentos más densos en energía (léase: más calóricos), pero también hay otros factores, como sentirse estresado por los cambios relacionados con el coronavirus en el trabajo, la escuela y la vida en casa.

Un ejemplo de ello lo demuestran estadísticas muy recientes: un estudio realizado por la plataforma de salud Ipsos a nivel mundial, concluye que la llegada de la pandemia ha influido en los hábitos de vida saludables de la población. Así, en el ámbito global un 31% de la población reconoció haber ganado peso desde que el coronavirus se extendió en el mundo, con una media de 6,1 kilos más. En el caso de España, es el país europeo en el que engordó un porcentaje más alto de la población, el 38%, y el sexto a nivel mundial, con 5,7 kilos más de promedio.

Pero el hecho de que seamos más propensos a refugiarnos en tazas de chocolate caliente hasta la primavera, no significa que debamos hacerlo. Al fin y al cabo, las elecciones dietéticas pueden afectar no sólo a nuestro peso, sino también a nuestro estado de ánimo.

Para poder tener una idea más acertada de cómo habituar nuestros hábitos alimenticios estos días, desde Teca Sàbat, servicio de comida y càtering referente en Sant Cugat, proporciona una serie de indicaciones sobre qué se debe consumir para sentirse mejor todo el invierno. "Para satisfacer tanto al cuerpo como a la mente, hay que consumir alimentos reconfortantes que sacien el hambre, calienten y consigan hacer que uno se sienta bien, sin dejar de ser beneficiosos", explica este equipo de profesionales.

§ Por ejemplo, la sopa es una forma estupenda de incorporar más verduras llenas de fibra a una dieta de invierno, ya que se puede aportar casi cualquier cosa a una olla de sopa: verduras, alubias, lentejas, cereales integrales y hortalizas entre otros. Añade una proteína magra, como pollo o gambas, y ya está. “Si se quieren ahorrar calorías, también puede elegirse una sopa a base de caldo en lugar de una a base de crema, para ahorrar en grasas y calorías”, añaden.

§ Aunque la mayoría de frutas frescas son fuera de temporada, el invierno es el momento en que los cítricos relucen. Siempre es recomendable tener una reserva de mandarinas para picar, y se pueden hacer grandes ensalada con algunos cítricos y verduras de invierno, como acelgas, achicoria o col rizada.

§ Otro hallazgo para el invierno: las verduras crucíferas, como el brócoli, la coliflor y las coles de Bruselas. "Son increíblemente buenas para el cuerpo y estupendas para asar", señalan desde Teca Sàbat, mientras explican como sólo han de mezclarse con un poco de aceite de oliva y un poco de sal y pimienta, y meterlas en el horno hasta que empiecen a dorarse para conseguir un plato rico, caliente y nutritivo.

§ Un nutriente que los expertos coinciden en que es vital en invierno es la vitamina D. Las horas limitadas de luz y el menor tiempo que pasamos al aire libre significan que la mayoría de nosotros no estamos absorbiendo tanto sol como hacemos con mejor tiempo y se ha demostrado que la vitamina D juega un papel crucial en el mantenimiento del estado de ánimo. Quedarse en casa para distanciarse socialmente en medio de la pandemia puede hacer que los niveles de vitamina D disminuyan aún más. Si bien se pueden conseguir suplementos, las principales fuentes dietéticas de esta vitamina son los pescados grasos, como el salmón -que también resultan ser ricos en ácidos grasos omega-3, otro potenciador del estado de ánimo, y los productos lácteos fortificados.

§ Si uno va a ceder ante un antojo, hay que vigilar las cantidades y, siempre que se pueda, haz cambios saludables. Si uno no se puede quitar un plato de pasta con queso de la cabeza, una sugerencia: se puede cambiar la pasta normal por una opción integral y añadir proteínas magras a la mezcla, junto con algunas verduras para obtener vitaminas y fibra.

§ Si lo que te apetece es el postre, disfruta de un trozo de chocolate negro, que se ha demostrado que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, según un estudio publicado en diciembre de 2017 en el Journal of the American Heart Association.

Rating

Recipe Rating
logo teca sàbat footer
RSIPAC 26.04063/CAT i RGSI 26.00758/B
Todos los derechos reservados
Síguenos:  logo facebook blaulogo instagrm blaulogo instagrm blaulogo linkedin blaulogo youtube
Powered by: e-deon.net
Joomla Templates by Joomla-Monster.com
 
http://comprar-ed.com http://espfarmacia.com